El quebrantamiento es un elemento importante en la Adoracion

Afirma el pastor Hugo Molano

This conversation was conducted by Jaime Lázaro in Spanish.

El Reverendo Hugo Molano y su esposa Nubia, fundaron Ministerios Salem Internacional en su natal Colombia en 1979 y se fueron extendiendo con plantación de nuevas iglesias en Venezuela, Perú y México hasta llegar a Estados Unidos, hace unos 27 años. Aquí empezaron la Iglesia que lleva el mismo nombre en la ciudad de Long Beach, convirtiéndose en una singular referencia cuando de iglesias evangélicas se habla. 

La Iglesia Ministerios Salem Internacional, es una congregación comprometida con la enseñanza de la Palabra de Dios y su aplicación a la vida cotidiana, una congregación que alberga a personas de diferentes trasfondos culturales. "Una Iglesia, una Familia, un lugar a pertenecer", dice el eslogan de esta congregación que se esfuerza para ser una fuente de ayuda, de apoyo y de aliento a su comunidad y a las personas que lo necesitan. 

De este díalogo afloraron estos cuestionamientos interesantes:

  • El pastor Molano considera que el trabajo del director de adoración es supremamente importante. ¿Es que tal vez se necesita que quien dirija la adoración, aparte de sus talentos musicales, tenga tanta preparación como un pastor?
  • En la entrevista, nuestro personaje afirmó al hablar acerca de algunos adoradores, que “no hay un compromiso de amor verdadero a Dios sino que Dios se tiene que someter a nosotros”. ¿Afecta esta proyección en la formación de los creyentes?
  • Para nuestro entrevistado, el quebrantamiento y su expresión física en el tiempo de adoración es muy importante, porque entra en la presencia de Dios, crece su fe y es liberado. La pregunta es: ¿Qué pasa cuando el adorador no tiene una expresión externa de quebrantamiento? 

Aquí el desarrollo de la entrevista:

Una de las razones por las que vine a entrevistarlo es porque ésta es una Iglesia que le da mucha importancia a la adoración musical. ¿Me puede decir por qué?

Desde que iniciamos el ministerio vimos la necesidad de la ministración a través de la adoración. Por eso es que nos preocupamos que nuestros hijos desde niños fueran a estudiar música.

¿Por qué piensa que la música es importante para los latinos?

El Latino tiene a la música en su corazón, le encanta la música. La alabanza y la adoración, lo motiva, lo inspira, abre su corazón. Y como sabemos, abre los cielos y trae la presencia de Dios, porque la gente se pone receptiva, se inspira, prepara su corazón y su alma, para que cuando llegue el mensaje, el ambiente está agradable y la presencia de Dios se mueve, entonces las personas están sentimentales, espirituales. A través de la música, la gente encuentra paz, porque la adoración trae un mensaje, un consejo. Trae quebrantamiento, porque es a través de este tiempo que podemos trabajar el corazón de las personas.

¿Usted cree que hemos sido creados para cantar?

¡Claro! El mismo Señor dice que hemos sido creados para alabarlo y adorarlo. Y hay muchas maneras de hacerlo hacia él. Encontramos que a Dios le encanta la adoración. Hay tantos pasajes en la Biblia donde vemos esto. Vemos a David quien era conforme al corazón de Dios, por muchas razones, pero una de esas era que él cantaba a Dios.

¿Por qué o cómo es que suceden todas estas cosas en la vida de las personas, cuando se adora?

Nosotros nos hemos dado cuenta que dentro del tiempo de adoración hay un mover de Dios especial. Por esta misma razón, nuestros grupos, lo primero que hacen es cantar, luego viene el devocional. Buscamos que cada canción esté preparada de tal manera que la gente pueda disfrutar la melodía, la letra, la música. Entonces, la gente tiene la libertad de adorar, de levantar sus brazos, se quebranta, llora. Hemos visto milagros en gente de la iglesia y en gente que viene por primera vez. Son tocados. Vemos la presencia, sentimos la presencia de Dios a través de la adoración.

¿Ha habido algún suceso especial que ha marcado su vida como pastor al ver que en medio de la adoración algo extraordinario sucedió?

Si, hay gente que ha venido a dar testimonio a nosotros de que han sentido la adoración, de que han sentido un fuego en su cuerpo, han comenzado a temblar, han caído sentados en su silla y han comenzado a llorar y después sentirse sanos y libres de cargas. Ellos, han testimoniado que sus vidas han cambiado. Por eso es que nosotros tomamos en serio esos minutos de adoración, que sucede al inicio del servicio.

¿Tienen especial cuidado con las letras que contienen estas canciones?

Si, claro. Como mis hijos son músicos, pastores y todos están involucrados en el ministerio, entonces ellos seleccionan música que pueda llegar al corazón. Inclusive seleccionamos la música de acuerdo a los temas que vamos a tratar, para el día del servicio. Es como una operación. Se hace una preparación previa, para que cuando llegue la operación, el cirujano pueda tener éxito, porque la preparación se hizo de manera apropiada.

¿Es para ustedes la adoración parte de un paquete completo durante el servicio o tiene mayor o menor valor que el mensaje?

Es todo un paquete. Desde el inicio, cada momento, cada minuto, cada acción. Todo juega un papel importantísimo. Esto es como un reloj, donde el más pequeño tornillo es importante para que funcione. Cada cosa tiene su debida importancia, de modo que cada cosa hay que hacerla bien.

Imagino que para el momento de la adoración ustedes tienen una lista de canciones que van a interpretar. ¿Algunas veces no se cantan todas o se incluyen otras?

El “Equipo de Levitas”, como nosotros llamamos al grupo de músicos prepara desde antes toda la música para la adoración. En ese tiempo se les ministra a ellos, se les explica la importancia de lo que hacen, se cuida su vida espiritual, para que cuando vayan a ministrar, inicien bajando la presencia del Señor para que el pueblo de Dios reciba la bendición. Hay un trabajo espiritual con ellos antes del servicio y se tiene un programa para todo el mes, respecto a los temas que se van a interpretar en cada servicio. Pero dentro del servicio, puede haber un cambio de acuerdo al mover del Espíritu Santo. Entonces, si pueden haber pequeños cambios.

¿Cómo es que enseñan a la congregación, que desciende el Espíritu Santo o que siempre está ahí?

Bueno, nosotros sabemos que el Espíritu está ahí cuando llegamos, pero se deja sentir cuando comenzamos a adorar. Las personas vienen de afuera con sus luchas, con sus cargas, batallas, etc. Entonces, cuando la persona empieza a cantar, cierra sus ojos y levanta sus manos, es cuando empieza a sentir ese mover de Dios.

Entonces, figurativamente se llama pero lo que está pasando es que el creyente se está apropiando de la presencia de Dios que siempre estuvo ahí. ¿Cierto?

Si. Con la adoración se entra en la presencia de Dios.

¿Que tan importante es la adoración en la formación de sus líderes?

Es muy importante. Nosotros tenemos lo que llamamos Grupos de Vida o Células o Reuniones de Contacto, en donde también se hace adoración, aunque es mucho más prudente porque es en hogares. Es muy importante que la gente vaya aprendiendo a adorar a Dios. Hacemos esto para que la gente pueda sentir la bendición de Dios en las reuniones. Para nosotros es muy importante.

¿Cómo piensa que los latinos se figuran a Dios?

Bueno… no se cómo explicarle. Pero nosotros hablamos de Dios de tantas maneras…

¡Esa es una respuesta!

Porque uno puede darles una idea y se crean la idea, la figura. Pero en si, cada persona tiene que aprender y entender que a Dios aunque no lo podemos ver, es una persona real, sobrenatural, maravillosa, majestuosa, hermosa, a quien hay que rendirle adoración, respeto y reverencia. Que la persona pueda entender que es un Padre amoroso, tierno, que está esperando que el corazón esté abierto para entrar en la vida de ellos. Hay gente que puede hacerse un idea o una figura de cómo es Dios, porque siempre queremos imaginarnos cómo es la persona, pero es muy difícil de entender.

Imagino que en medio de la adoración es un Padre, es un amigo… 

Es todo. Es consejero, compañero, proveedor, sustentador. Si, así es como crece la fe en la gente, porque Dios viene a ocupar todo.

Hablando espíficamente de inmigrantes indocumentados. ¿Piensa usted que un inmigrante indocumentado se aferra más a Dios esperando que lo saque de esa situación?

En este tiempo de tantas dificultades y de tanta violencia, la gente ha perdido la fe en Dios. En tiempos pasados, aunque la gente estuviera en una doctrina de error, se agarraba más de las cosas espirituales. Ahora la gente tiene menos interés. De modo que la Iglesia tiene la responsabilidad de crearles el interés y hacerles entender la necesidad que tiene de adorar a Dios y el por qué la sociedad se encuentra así.

¿Y la Adoración ayuda en esto?

La Adoración ayuda en esto. Especialmente porque a los latinos les gusta la música. Cada quien tiene su ritmo, cada quien tiene sus temas, porque les encanta. Entonces, en la Iglesia se les encamina a que puedan mirar la música de manera correcta.

¿Usted piensa que las emociones juegan un papel importante en la Adoración?

Claro. Cuando entramos en la adoración se está apelando a la emoción. Lo que buscamos es llegar al corazón y que la persona pueda sentirlo. Que la persona pueda abrir su corazón para que Dios pueda operar el milagro.

¿Es porque somos personas emocionales?

Si.

¿El Espíritu Santo usa la emoción para conducir a la persona al lugar donde quiere llevarla?

Claro. En ese momento es donde puede operar el milagro, porque es donde crece la fe, abre su corazón y se quebranta. Es como que ya está listo para la operación y el Espíritu Santo tiene libertad de entrar. 

¿Cómo consigue que el mensaje que se expresa en la adoración quede grabado en el corazón y la mente de las personas?

Hacemos varios trabajos. Uno de ellos es el discipulado. Les explicamos que el vivir la Palabra y andar en la presencia de Dios, no es aquí en el templo. Aquí es donde vienen a llenarse de Dios, pero tienen que salir con el Señor de la mano. Y es afuera donde van a mostrar que Dios está con ellos y ellos con Dios. También los motivamos a asistir a los seminarios que tenemos de “consolidación”. De esta manera se les ayuda a que puedan retener y mejorar sus vidas. Porque si no hay discipulado, el servicio del domingo es insuficiente para alimentarse.

¿Es el servicio del domingo el día que le recuerdan (a las personas) que cada día tiene que ser ese estilo de vida?

Si. Correcto. Les aconsejamos que se mantengan limpios, evitando música que no edifica, porque los quehaceres y las batallas de la vida lo pueden desubicar a uno. Motivamos a la gente que venga a la oración, que lea la Palabra, que escuche la música, que comparta, que asistan a sus reuniones de la Iglesia, de la Células. Eso los va manteniendo.

Entonces no es la idea de que vengo a la Iglesia porque solamente aquí puedo adorar. ¿Verdad?

No, no. La persona puede adorar en su casa, en su carro, en todas partes. Es una relación con Dios, porque el Señor dice en su Palabra, que tenemos que enseñarles todas las cosas que nos ha mandado y nos garantiza estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

Entiendo que ustedes enseñan que la Adoración no es solo cantar sino que se trata de un estilo de vida.

Es un estilo de vida, porque la adoración viene a través de la alabanza. La adoración viene a través del servicio, la adoración viene a través de la ofrenda, la adoración viene a través de servir a otros. A veces, podemos confundir pensando que adoración es solamente cantar, pero no es así. A través de la música, en el servicio abrimos la bendición para que la gente se introduzca en la presencia de Dios.

¿Buscan que en el tiempo de Adoración, Dios marque la vida de las personas?

 Si. Claro. Es un toque de Dios, sobrenatural, especial, que les va a ayudar para mantenerse durante toda la semana.

¿Está bien que la persona venga a la iglesia con la disposición de recibir y no de dar?

Si la persona viene con la disposición de recibir, depende de cómo operemos nosotros y la presencia de Dios, para que toque su corazón y aprenda a dar. El 90 por ciento de la gente no viene a dar, viene a recibir. Como dice Dios en su Palabra: “Si Dios no edifica la casa, en vano trabajan lo que la edifican”. Entonces, a las personas se les enseña, la Palabra de Dios entra y el Espíritu Santo se encarga de que esa Palabra cobre vida. 

Porque un alto porcentaje de las personas que llegan a la Iglesia, lo hacen por necesidad…

Si. Predicaba en estos días un mensaje que se llama: “Qué pide Dios de ti”. Porque nosotros desde que nos levantamos en la mañana, empezamos a pedirle a Dios. Vamos en el camino pidiéndo, nos acostamos pidiendo, todos los días de nuestra vida. Pero nunca nos preguntamos qué pide Dios de mi. El, en todo momento nos está dando, desde el aire que respiramos, los alimentos que comemos, la vida que tenemos, la familia. Lo que hace es darnos y nosotros no le damos nada a Dios. Tenemos que aprender que lo que pide es adoración, amor, servicio. Pequeñas cosas que nos llenan de bendición cuando hacemos lo correcto.

¿Quién es el primer beneficiado cuando uno vive una vida en Adoración?

La persona que vive en adoración es el primer beneficiado.

¿Cómo se imaginan los latinos a Dios, como un ser que está en el Cielo o en el Templo sintiéndose complacido porque lo adoran?

Lo perciben de varias maneras: Que el Señor está en el Cielo, que abrimos nosotros el Cielo, que está en el Templo, que está en el momento de la adoración, que siempre está con sus brazos abiertos. Que está en su casa si le permitimos entrar, porque sabemos que Dios quiere entrar al hogar de cada persona, pero la gente no lo deja entrar. Entonces, necesitamos entender que Dios quiere entrar a nuestro corazón, en nuestro hogar y bendecir a nuestra familia. Relata la Palabra que los Apóstoles en la cárcel le dicen al carcelero: “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tu y tu casa”. Y la bendición fue ahí. Cuando Dios entra al hogar empiezan a suceder los cambios, los milagros, las cosas sobrenaturales. Pero es la persona que tiene la relación con Dios, la que se encarga de llevar la bendición.

¿Es el director de Adoración quien conduce a las personas a la presencia de Dios?

Si. El tiene un trabajo supremamente importante que es contagiar a su equipo, para que puedan hacer las cosas bien. 

¿Cómo elige usted a un adorador?  ¿Qué cosas ve en esa persona?

Tenemos un director que mira la vida espiritual, el compromiso con Dios, la fidelidad con Dios y el talento que tiene. Se le invita a reuniones, se le explica, se compromete. También se va a mirar el proceso que ha tenido de crecimiento, porque ha venido mucha gente que saben tocar y cantar y quieren hacerlo. Nosotros les decimos que lo sentimos, porque aquí hay que cumplir con los pasos necesarios. Piensan que el talento y la habilidad que tienen les va a permitir hacerlo, y no es así.

Entonces ¿Puede ser una persona íntegra y seguidora de Jesús aunque no tenga un gran talento musical?

Si. Porque se le adiestra.

¿Piensa que en la Adoración se presenta a un Dios diferente al que cantamos hace unas cuantas décadas atrás?

Lo que pienso es que se está distorsionando mucho la adoración. Se está distosionando con la letra, se está distorsionando con la música, se distorsiona con los ritmos. Esto va a ser perjudicial con el tiempo, porque no hay un compromiso de amor verdadero a Dios sino que Dios se tiene que someter a nosotros. 

¿Pero han habido algunas mejoras en la lírica al presentar a un Dios más accesible y cercano? Algunos adoradores cantan que Dios está en un niño de la calle, en un enfermo desauciado; otro que se miran en el espejo y ven a Dios. ¿Qué me dice de esto?

Si, hay mejoras al presentar a un Dios más cercano. Una de las cosas que ha detenido a la Iglesia es la falta de servicio afuera de su edificio. La Iglesia se ha encerrado en sus cuatro paredes. Iglesias con 300 miembros han permanecido adentro por muchos años, en tanto la gente afuera está sin el cuidado. Es por eso que la maldad ha crecido, porque la responsabilidad de la Iglesia no se ha cumplido. 

¿Podemos usar la palabra Adorador como sinónimo de Discípulo?

Si, eso es, porque un adorador es un discípulo. 

¿Cómo es el tiempo de Adoración en su congregación?

Nosotros tenemos ciertas formas de adoración. En cuanto al tiempo con la música, tenemos Alabanza de Avivamiento y Alabanza de Adoración, que es donde viene la ministración. La de Avivamiento es donde la gente disfruta, levanta sus manos, toca palmas, brinca y hasta danza. En ese momento hay un gozo, un mover, porque la presencia de Dios, la letra, los toca, los inspira, los motiva. Después de eso, viene una alabanza que es donde comenzamos a entrar en el acercamiento para la predicación. Es la adoración, donde se prepara el corazón, que es de adoración a Dios, de rendimiento. Ambas son diferentes, ésta última es cuando la persona se dispone a recibir, porque una cosa es la alegría y otra el quebrantamiento. Esas dos mezclas son muy importantes.

¿Es el quebrantamiento es un elemento importante en la Adoración?

Oh, sí. Es muy importante.

¿Cómo lo describe?

Las persona, al adorar, al entregarse, al cerrar sus ojos y levantar sus manos, al entrar en la presencia de Dios, es tocado. Porque es una obra del Espíritu.

¿Es este quebrantamiento una renuncia a sí mismo?

Si. Ahí viene el tiempo de arrepentimiento, de reconciliación con Dios. El reconocimiento si se ha hecho mal a otro. Es el momento donde la persona entra a la presencia de Dios de tal manera que llora, que se tira al piso, de rodillas. Nosotros mismos hemos experimentado estas cosas. Yo me paro adelante, levanto mis manos. Y desde el púlpito hago ese énfasis.

¿Qué beneficio trae ese tiempo de quebrantamiento en la vida del adorador?

Espiritualidad. Porque en ese momento la persona se dispone más, siente paz, comprende la importancia de estar cerca de Dios, crece su fe y va a tener su corazón más dispuesto para escuchar y para obedecer.

¿También se libera de sentimientos de culpa?

También. Es cuando viene la liberación.

Porque eso es parte de nuestra cultura latina ¿Verdad?

Si. Nosotros tenemos unas reuniones que llamamos “Encuentros”, que son retiros, donde les mostramos los dos reinos: el reino espiritual de Dios y el reino espiritual del enemigo. Cómo a través de la liberación, la persona se levanta liberado.

En la Iglesia usamos terminología que describe a Dios como Padre. Siempre nos referimos a Dios con sexo masculino. ¿Qué piensa usted de esto?

El Señor dice que en Cielo, los ángeles no tienen sexo. Entonces creemos lo mismo de Dios. No podemos figurar a Dios de esa manera.

Pero es como lo enseñamos. ¿Verdad?

Por la manera en que se maneja el vocabulario general, en el mundo como en la Iglesia. Pero no es así, Dios no tiene sexo tampoco.

En esta generación, de pronto nos encontramos con mujeres que son ejecutivas, ingenieras, doctoras, que tienen dignidad femenina. Ellas dicen que Dios tiene más elementos de mujer que de hombre espiritualmente hablando. ¿Ustedes trabajan algo en ese aspecto para equilibrar esta perspectiva durante la adoración?

La gente hace preguntas, muy pocas, pero en reuniones o seminarios hacen este tipo de preguntas. Dice la Palabra que las cosas secretas pertenecen a Dios. Si le damos a la persona una respuesta que llene su corazón es para tranquilizarla, pero realmente la única verdad la sabe Dios. 

¿Qué piensa usted de cantantes externos que no hacen un trabajo que contribuye con el establecimiento del Reino?

Cuando se trata de adoración a Dios tiene que ser para Dios. Porque a veces hay cantantes que graban cierta música con sentimientos hacia la esposa, los hijos, etc. Y que aún se puede cantar en la Iglesia en cierto momento, pero no que sea una cosa que es regular, sino para un evento especial. Pero si es en la Iglesia, para llevar a la gente a la presencia de Dios, tiene que ser música para Dios. Letra que vaya inspirada para Dios, en gente espiritual, que tenga contenido, porque hay letras que se interpretan como cristianas pero no tienen absolutamente nada para Dios. Hay temas que tienen letra bonita, que se puede cantar en un evento social, pero no para el tiempo de adoración. 

¿Qué piensa de incorporar artes en el tiempo de adoración?

Se puede usar como lo hacía Jesús, con Parábolas. Nosotros utilizamos eso para Navidad, Semana Santa, y lo utilizamos para una “pesca”. Comprometemos a la Iglesia que traiga personas y a través de la expresión artística del mensaje, las personas pasan llorando, tocadas aceptando al Señor. Tenemos en la Iglesia mucha gente que a través de un evento de estos, ha alcanzado a familias.

¿Sirve la Adoración como una herramienta de alcance?

Si. Así es. 

¿Necesitas ser creyente para ser tocado en el tiempo de adoración?

No. Ese es el momento en que Dios lo toca para salvarlo. En el tiempo pasado la Iglesia solo se ha enfocado en bendecir a los que están dentro de la misma, ahora debemos practicar el evangelismo prudente y sabio. Eventos cristianos prudentes y sabios, porque si vamos con una extrategia diferente, apelando a la necesidad de la sociedad, vamos a alcanzarlos.

Entonces ¿Tienen cuidado que sus letras puedan conectarse con la cultura que están rodeados?

Claro. Porque nuestro trabajo es alcanzar la almas y comenzar a hacerles seguimiento y discipulado.

Comments