Si no cambian despues de adorar solo vinieron a hacer “aerobicos”

Son pocos los casos de inmigrantes que vienen a Estados Unidos a una edad adulta y tienen éxito, como es el caso del pastor Jorge Fuentes.

This conversation was conducted by Jaime Lázaro in Spanish. Read the English translation.

En su natal Guatemala le habían dicho que Estados Unidos “es la tumba de los pastores”, él quería comprobarlo por si mismo y al venir y establecerse, se dio cuenta que no era cierto. Desde hace 18 años es pastor de la Iglesia de Cristo Elim Central en Los Angeles, una numerosa y próspera congregación en el Sur de California.

Al venir, Jorge Fuentes vio que la Iglesia la usan mucho como un centro social donde se habla español. “Sucede que cuando vine me di cuenta de eso y le dije al Señor que yo no voy a hacer de la Iglesia un centro social, por el contrario, un centro de adoración a ti, un centro para escuchar tu Palabra”, dice nuestro entrevistado.

  • Esta es una congregación que trata de mantener ese avivamiento en la adoración que nació en Elim, Guatemala, hace 40 años.

  • En este interesante diálogo el pastor Jorge Fuentes nos comparte algunos pensamientos que son dignos de destacar.

  • El Pastor Fuentes cree que la Adoración es importante en la fundamentación y formación de líderes. Agrega que para que haya crecimiento espiritual de un líder, es necesario la Adoración y la Palabra, porque son dos cosas que deben ir siempre. Pregunto: ¿Necesitan nuestras Universidades y Seminarios Teológicos poner mayor énfasis en la Adoración?

  • Sostiene, refiriéndose a sus congregantes, que de nada les sirve venir a gozarse aquí y seguir viviendo como entró si al salir está en lo mismo. Dice que lo que están haciendo en el servicio son “aeróbicos”. ¿Es que algunas personas vienen a la Iglesia solamente para disfrutar de los ritmos de las canciones y de la experiencia colectiva?

  • Contrario a lo que hacen la mayoría de congregaciones hispanas en Estados Unidos que están siempre actualizando su repertorio para el tiempo de adoración, este pastor aboga por combinar temas nuevos con antiguos, para no correr el riesgo de perder el legado de la Adoración. ¿Será un un punto importante a considerar por otras congregaciones?

A continuación nuestra entrevista:

¿Por qué es importante la Adoración durante el servicio de la Iglesia?
Nosotros creemos que es importante. Creemos que en la congregación, la adoración es el medio por el cual se suavizan las almas, para que la Palabra pueda venir y ser implantada. La Adoración es la antesala para entrar al lugar Santísimo.

¿Ablanda los corazones?
Si, los ablanda. Después de una adoración con unción, con la presencia de Dios, es mucho más fácil predicar, es mucho más fácil llegar al objetivo de la predicación de la Palabra.

Entonces, es importante el tiempo de la Adoración
Importantísimo.

¿Es tan importante como la Predicación o simplemente la preparación previa?
Es importante porque nosotros creemos que cuando alguien adora, está dándole a Dios su adoración, en cambio durante el tiempo de la predicación, está recibiendo la Palabra de Dios. Es de dos vías: Cuando adoramos, le damos, bendecimos a Dios, reconociendo lo que él es. Pero durante el tiempo de la Palabra, es Dios quien le está dando al que está oyendo.

Aunque muchas veces, la disposición de las personas es de recibir mas no de dar… vengo a recibir, vengo a sentir…
Eso está mal usado, porque en la adoración nosotros damos a Dios. Lo único que él da es su presencia, pero nosotros lo adoramos cantando, para suavizarnos, para quitarnos todo lo que traemos encima para meternos en la dimensión espiritual.

¿Al dar también uno recibe?
Por supuesto.

¿Cuánto tiempo asignan para el tiempo de Adoración?
Un promedio de 45 minutos a una hora.

¿Usan temas o canciones propias o de otros adoradores externos?
Usamos canciones tradicionales, de la congregación local, temas traducidos de otros idiomas como inglés o portugués. Usamos de todo, no solo de un estilo, y tal vez traducimos más del inglés.

¿Piensa que la Adoración es importante en la fundamentación y formación de líderes?
Si, es básica. Nosotros creemos que para que haya un crecimiento espiritual de una oveja y de un líder, es necesaria la Adoración y la Palabra. Son dos cosas que deben ir siempre. Es muy interesante, que un ministro que creció donde hay una adoración fuerte, en santidad, buscando a Dios, tiene un crecimiento firme y fiel. Cuando queremos que una ovejita crezca, lo primero que tenemos que enseñar es a adorar y danzar, porque nosotros en la adoración tenemos danza. Nosotros lo vemos en varios pasajes, como en la Oveja Perdida, el Dracma Perdido o cuando retornó el Hijo Pródigo, siempre hay una invitación al gozarse a danzar. Es de vital importancia la adoración y la danza para ver el crecimiento. Yo siempre les digo que cuando a alguien le gusta la Alabanza y la Adoración, ese ya creció porque ya sabe adorar, ya sabe a quien rendirse.

Entonces, ¿Usted considera que la Adoración debe ir unida a la danza?
Es celebración y adoración o al contrario. No hay un método, pero si creemos que al alabarlo le damos gracias por lo que él nos ha dado y al adorarlo, reconocemos lo que él es.

¿Están vinculados los temas de alabanza con ritmos alegres y los de adoración con estilos más lentos?
No hay limitaciones en esto, porque a veces las letras de las canciones, son de ritmo rápido, reconociendo quién es Dios, y hay canciones lentas en las que agradecemos a Dios por lo que nos da. El ritmo no tiene nada que ver.

¿Por qué cree que los latinos responden de una manera más apasionada a la expresión musical en la Adoración?
Por nuestra idiosincrasia. Sencillamente, si miramos toda Latinoamérica, desde Tijuana hacia el sur, a todos les gusta el gozo, la alegría, el ritmo, como Mariachi, Cumbia, etc. Por eso responden de esa manera, tal como lo hacen los afroamericanos que son más expresivos, más efusivos.

Un pastor me dijo que el latino responde un poco más a la música de manera diferente al anglo, porque el emigrar (el anglo) aquí oía más música que era para escuchar. Sin embargo el latino, por su situación de sufrimiento y de sumisión empezó a crear música que expresaban sus vivencias, sentimientos y dolor. ¿Qué piensa de esto?
Puede ser. Pero yo creo que el gozo y la danza es más porque al creer en el verdadero Dios, dice la Palabra, nos dará tiempos de refrigerio. Entonces, el que ha nacido de nuevo, al entregarse en alabanza y adoración, experimenta un refrigerio en su vida material de parte de Dios.

Hace un momento cuando le pregunté acerca de la importancia de la Adoración en la formación de líderes, mencionó que asimilan y aprenden. Pero ¿Qué pasa con las personas que vienen y siempre están en el altar, quebrantados, pero no se observa un cambio en sus vidas…
Eso siempre va a existir. Es quizás un mal hábito, porque yo digo que el que adora genuinamente en santidad, después de hacerlo debe experimentar un cambio. Por que hay temas de liberación, que al solo cantar somos libres. Nuestra alma se libera para entrar a la dimensión espiritual, para poder pronunciar y cantar en libertad. Nosotros creemos que cuando el Espíritu toma a la persona, hay una libertad en nuestras vidas.

¿Es la música de Dios?
Habría que ver primero los niveles de alabanza y adoración que tu puedes creer. Para explicártelo mejor, hay alabanza satánica donde se le canta al enemigo, hay alabanza del mundo donde se le canta a la mujer y a su belleza, hay una alabanza folclórica que mueve nuestra alma. También hay una alabanza cristiana donde le cantamos a Dios con Mariachi, Cumbia, con Marimba, eso está mejor que los otros niveles que te expliqué. Pero aparte de eso, hay un nivel de alabanza restaurada, esa alabanza restaurada la discierne aquel que ha nacido de nuevo. Es esta la que te mueve, la que al oirla te dan ganas de llorar. A veces, durante un servicio, ya no tenemos palabras, porque un coro nos toma y ahí estamos llorando, agradeciéndole al Señor.

¿Tiene que ver con el ritmo que se usa o con el contenido?
Creo que tiene que ver más el contenido de la letra. Pienso que es más fácil recapacitar y analizar una canción que puede cantarla. La gente se inclina más por canciones con ritmo lento. En lo que tenemos cuidado es en usar la estructura bíblica, que es darle la prioridad al contenido, luego la parte armónica que es la instrumentación, aunque no es lo más importante dentro del tiempo de adoración.

¿Tiene en cuenta algunos detalles básicos al escoger un tema?
Es lo que el Espíritu da. Viene mi hijo, Leo, quien está a cargo de la Adoración e introduce una canción, yo no se nada de música, pero le digo que no me gusta mucho, entonces hemos sacado algunas canciones. Otra de las cosas que promovemos es que los músicos esten cuando uno da la Palabra, porque nosotros en ese tiempo tenemos ministración.

¿Sirve la Adoración para amalgamar la enseñanza de la Palabra?
Si, si se predicó acerca de la misericordia, en las canciones se incluyeron temas que hablan de eso, para consolidar la idea de la enseñanza. Hay un coro que se grabó recientemente que dice que “nada me separará del amor de Dios”. Yo doy un mensaje con la misma idea y luego, cuando al terminar cantamos ese tema, la gente se quebranta. A veces la Palabra está llegando pero el que está escuchando no está participando, en cambio, cuando se ministra la Palabra y la adoración, el que está sentado está participando. Yo he visto que eso ha ayudado mucho. No es una norma, pero de vez en cuando nos hemos quedado con un coro, cantándolo por media hora. Y ya no hacemos más, porque como pastor veo que la gente está siendo tocada.

¿Es cierto que durante la Adoración, las emociones son importantes?
La Biblia dice que no podemos dejar de lado nuestras emociones. Yo no puedo dejar en la puerta de la Iglesia mis emociones y decir que aquí solo soy espiritual, no. Por eso dice Pablo en sus cartas, que cantemos con entendimiento, no dice sin emociones. Hay un coro que me gusta mucho que dice “Gracias Cristo”, me encanta. Yo lo empiezo a cantar con mis emociones, pero poco a poco, esas emociones van menguando al poder del Espíritu Santo.

¿Cómo hacen para que esas emociones canalicen el mensaje espiritual?
Eso es personal.

¿Cada persona vive una experiencia diferente?
Si. Cada persona tiene una experiencia distinta. Nosotros no podemos poner a todos por igual.

¿Cómo hace para manejar esas cosas?
Pienso que hay un fluir de parte de Dios, el que está cantando o dirigiendo el servicio, debe estar sensible a ese movimiento para dejar que el Espíritu Santo se mueva. Acerca del paso de las emociones a lo espiritual, yo pienso que es difícil poner una frontera, porque es un lugar donde no vemos, no sabemos exactamente cuando ya estamos en el lugar espiritual. Lo único que podemos hacer es conducir a la gente hacia esa experiencia espiritual y cada quien va a moverse en ese ambiente de acuerdo a su disposición, porque no todos vienen dispuestos de la misma manera, con la misma libertad o la misma necesidad.

Entendiendo que la expresión de la Adoración de manera musical es una actividad más en la vida de las personas ¿Cómo hacen ustedes para que la gente busque vivir esa experiencia durante la semana?
Eso es algo personal, mi función como pastor es enseñarles a adorar. Nosotros les damos las pautas, por ejemplo, le digo a una persona, que si quiere ser adorador, debe escuchar música de adoración. Que en casa, en su auto, ponga música de adoración, porque todos los medios nos bombardean con música del mundo. Yo los motivo a que poco a poco vayan dejando esa música. No le digo que no las oiga, pero les predico que hay algo mejor que eso, y es esa música que le permite derramar su alma. Hay testimonios de personas que estaban amargadas, desesperadas y cuando empiezan a cantar se les cambia todo eso, porque posiblemente algún coro de adoración le tocó para bajar sus conflictos. Es muy difícil medir a quien le gusta o no adorar, lo que si está claro es que a la hora del servicio, nos metemos a adorar.

¿Piensa que como Iglesia hemos fallado en tener tan bien preparado nuestro tiempo de Adoración que en la cabeza del latino se piensa que ese es el único tiempo de Adoración de la semana?
Nosotros debemos dejar que el Espíritu Santo tome el control; el director, debe estar sensible a ver cómo viene la unción. Porque puede ser que a veces venga una unción de gozo, a veces una unción de paz, una unción de adoración. Hay un montón de unciones en las cuales ministra el Señor. Dios es multifacético, él hace como él quiere.

¿En esta congregación enseñan acerca de un Dios que está en el Cielo recibiendo la Adoración y sintiéndose satisfecho o es un Dios que está en medio de ustedes, en medio de todo?
Las dos cosas. Nosotros creemos en un Dios único, manifestado al hombre como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Entonces el Padre está allá, pero dice la Biblia también que él habita en medio de su alabanza, entonces baja el Señor también.

¿Es que baja o cuando me predispongo me doy cuenta que siempre estaba aquí?
De hecho está en ti. El asunto es que se den las circunstancias para que se manifieste.

Entonces lo de bajar es una figuración
No. El está allá arriba intercediendo por usted. Pero también el baja a través de su Espíritu. Nos mueve. Por eso son tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¿Es posible que la difícil situación de inmigrante indocumentado empuja a la persona a entregarse al Señor en Adoración?
Mira, hay una situación bien interesante en este país. Yo la viví porque vine de Guatemala como inmigrante a los 47 años. Cuando tu dices en uno de nuestros países que vienes a este país, ellos dicen que “es la tumba de los pastores”, yo vine a ver si eso era cierto. La Iglesia la usan mucho como un centro social porque se convirtió un familiar, como no hablamos inglés y aquí si se habla, se transforma en un punto social. Eso incluye a los que tienen y a los que no tienen documentos. Sucede que cuando vine me di cuenta de eso y dije: “No Señor, yo no voy a hacer de la Iglesia un centro social”, por el contrario, un centro de adoración a ti, un centro de escuchar tu Palabra. Y lo logramos. Debemos llegar a la Iglesia con el propósito de tener una nueva experiencia cada vez que estamos aquí. Porque si, se vuelve rutina. Yo les digo: Primero, “Tu vas a venir con tu necesidad para exponerla a Dios”, en segundo lugar, con una nueva experiencia que Dios pueda hacer en tu vida a través de la adoración, a través de la danza, a través de la Palabra.

Ahora que menciona danza ¿Han incorporado ustedes algún otro tipo de arte?
No. De hecho el arte como danza aprendida no la practicamos. Sólo es una danza expontánea. No es coreográfico, es la expresión de una persona que está contenta y salta y danza.

¿Piensa que de alguna manera transmitimos o reforzamos el machismo latinoamericano?
Buena pregunta. De hecho, a veces nos señalan a nosotros por no dar participación a la mujer.

¡Ah! Yo no lo sabía
Pero nosotros vamos a la Biblia. Por supuesto sabemos que la participación de las mujeres es una realidad porque incluso tenemos servicios solo de damas, de caballeros, jóvenes y niños. Nosotros no damos participación a la mujer no porque no querramos sino porque estamos basados en lo que dice la Biblia. Una mujer puede ser muy buena evangelista y hay mejores mujeres evangelistas que el hombre y muy buenas maestras. Nosotros tenemos 170 grupos de discipulados en el Gran Los Angeles y hay mujeres que están enseñando. La mujeres van hasta ahí, pero no creemos mucho en tenerlas en posiciones como pastoras.

¿Entonces tampoco tienen adoradoras?
Si. Si tenemos adoradoras, desde el punto de vista musical si, pero no una posición como pastor. Nosotros tenemos muy buenas adoradoras, incluso hemos grabado una quincena de CDs donde hay muchas canciones que cantan mujeres.

¿Cuáles son los frutos que pueden identificar en una persona que ha sido tocada durante el tiempo de adoración?
Debería ser el vivir en santidad, porque insisto con la congregación, que de nada le sirve venir a gozarse aquí y seguir viviendo como entró. Si llegó enojado con su esposa porque trató de agredirla debe salir del servicio consciente de que eso no es lo apropiado ni lo correcto, ahí funciona la adoración. Pero si usted sale y está en lo mismo, lo que está haciendo en el servicio son “aeróbicos”. Vivir la santidad, dejar el pecado, es difícil para quienes han vivido ese estilo de vida y ahora viene una nueva vida espiritual. Entonces la Adoración ayuda mucho para poder salir de eso.

¿Es la Adoración una herramienta evangelística también?
Si. Hay canciones evangelísticas.

Pero ¿Ejerce de por si un trabajo de alcance con la personas que llegan a visitar?
Claro que si, hay testimonios de muchos que dicen que les gusta la Iglesia por la adoración, pero Dios usa una y mil maneras para atraer a sus criaturas.

¿Es que la Adoración genuina cambia el corazón de Dios o cambia el mío?
El corazón de Dios nunca va a cambiar, siempre va a ser el mismo pero el corazón de la persona si cambia cuando hay una adoración genuina.

¿Creen que los adoradores itinerantes, que visitan Iglesias, benefician o perjudican a la Iglesia?
Yo pienso que se ha malinterpretado la palabra adorador, porque por ejemplo, hace decenas de años, existían adoradores aquí en Estados Unidos, que adoraban y empezaron a grabar. Muchas de esas canciones llegaban a nosotros pero de ese tiempo al día de hoy cambió eso. Y ahora hay muchos que se meten a componer a adorar para obtener un beneficio, ahí es donde se perdió la veracidad sobre ellos.

¿Están ustedes actualizando constantemente su repertorio?
El Departamento de Música tiene un día de ensayo a la semana. Ellos siempre están renovando las canciones pero cantamos canciones nuevas y también antiguas. Pienso que una de las cosas que la Iglesia olvida es lo que dice Jesús, que el hombre sabio es aquel que de su tesoro sabe sacar cosas antiguas y cosas nuevas. La tendencia de la iglesia contemporánea es solo tomar lo nuevo y eso hace que se pierda mucho del legado que tenemos en la adoración. Pienso que la Iglesia trata de modernizarse muy rápido y trata de buscar las últimas canciones que acaban de salir. Por eso es que muchos de los que entran a ser parte del grupo de adoración, no conocen las canciones que se cantaban antes, no saben la historia ni como se fue dando en ese tiempo pasado, desconocen otros movimientos que hubieron antes. Yo creo que es importante que hayan canciones antiguas, otras un poco más contemporáneas y las actuales.

¿Cantan ustedes himnos del ayer?
Cantamos todavía algunos himnos.

¿Creen que el efecto es el mismo que un tema nuevo?
Si, depende del momento. Por ejemplo, el himno “Cuán Grande es él”, es antiquísimo y lo cantamos. Cantamos otros como “A Dios sea la Gloria”, “Maravillosa Gracia”, etc. Además cantamos esos coros alegres que se cantaban cuando empezó a cambiar la adoración. Depende del director que vea y discierna la unción que viene.

¿Quiere agregar algo respecto a esta conversación?
Nosotros hemos tratado de mantener la adoración del movimiento de Alabanza y Adoración que nació en Elim, Guatemala, hace 40 años. Porque ahí se cantaba como en todas las iglesias, sentados a un lado los hombres y al otro lado, las mujeres. Cuidado con usar una batería o congas. Eso es lo que hemos tratado de mantener, ese avivamiento de Alabanza y Adoración que se inició hace 40 años. Hace como unos diez años empezó aquí. Gracias a Dios, tenemos ese avivamiento, dejando entrar a lo nuevo porque en lo nuevo hay cosas buenas tanto como en lo antiguo. A veces algunos se oponen a cantar coros viejitos pero pienso que debemos cantarlos todos porque esos fueron del avivamiento de hace 40 años.

¿Piensa que las letras de los temas actuales presentan a un Dios más cercano y accesible?
El Apóstol Pablo dice que hay tres formas de alabar y adorar: con himnos, con salmos y cantos espirituales. Esos tres deben de estar en la alabanza restaurada. Himnos son los del ayer, luego ponerle música a los Salmos y cantos espirituales que son experiencias. Y después es el cántico nuevo, para el cual no hay letra ni nada. Solo es la oveja, el ministro y Dios, después de eso, el éxtasis. Esos ya entran en otro nivel. Por ejemplo, alguien que esté cantando folclor, puede llegar a un éxtasis pero le va a ser muy difícil en comparación con aquel que esté cantando restaurado. Todo el objetivo final de la adoración es que lleguemos al lugar Santísimo porque ahí van a suceder cosas maravillosas.

¿Cómo se dan cuenta que están en ese lugar?
Es muy difícil poder decirlo, porque a veces cuando estamos adorando no podemos decir quién entró y quién no entró, eso es personal. Pero lo que nos da la pauta que si estamos entrando es porque viene más gente cada día. Vienen a buscar, a sentir. Vienen gente de Tijuana, México. Yo le pregunté por qué venía si allá tenemos Iglesia. A lo que él responde que la adoración es especial aquí. “Me siento diferente”, dijo. Qué le puedo decir yo, entonces es muy importante llegar al lugar Santísimo al éxtasis dónde solo estás tu y Dios.

Comments