Diez convicciones esenciales en cuanto al acto de adoración cristiana

En el décimo aniversario del Calvin Institute of Christian Worship [Instituto Calvin de la Adoración Cristiana] en 2007, identificamos diez principios y prácticas esenciales para presentar como nuestras convicciones centrales sobre la adoración Cristiana vital. Estas convicciones esenciales no son innovaciones. Son verdades intemporales de la Escritura y de la historia rica de la adoración Cristiana. Oramos que esta tentativa de reiterar y de reforzar la importancia de estas convicciones esenciales llevará a conversaciones más fructuosas sobre el significado y la práctica de la adoración Cristiana.

A la adoración cristiana la enriquecen inmensurablemente:

1.  una conciencia viva de la hermosura, de la majestad y de la santidad del trino Dios

La adoración cultiva nuestro conocimiento y nuestra imaginación acerca de quién es Dios y de lo que Dios ha hecho.  La adoración nos infunde una conciencia profunda de la gloria, de la belleza y de la santidad de Dios.  Cada componente de la adoración puede entenderse por medio de un marco teológico trinitario.  La renovación de la adoración se mantiene mejor fijando la atención en el Dios trino a quien adoramos.

Una sola cosa le pido al SEÑOR, y es lo único que persigo:  habitar en la casa del SEÑOR todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del SEÑOR y recrearme en su templo.  (Salmo 27:4)

Te he visto en el santuario y he contemplado tu poder y tu gloria.  (Salmo 63:2)

Preguntas relacionadas
  • ¿Cuál es la imagen de Dios que cultivamos, de manera consciente e inconsciente, en nuestra adoración?
  • ¿En qué momentos del culto percibimos mejor la gloria y la hermosura de Dios?
  • ¿De qué manera comunica el espacio en que le adoramos la gloria de Dios?
  • ¿De qué manera podría el volver a fijar nuestra atención en la gloria de Dios hacer que nuestra adoración sea más contemplativa?  ¿más exuberante?  ¿más vivaz?
  • ¿Qué barreras erige nuestra cultura a una adoración sensible a la trascendencia de Dios?
  • ¿Cómo nos ayuda nuestra imagen de Dios a resistirnos a la idolatría?
  • otras preguntas

2.  la participación plena, consciente y activa de todos los fieles, en el contexto de una comunidad plenamente multigeneracional

La adoración no es tan sólo lo que hacen los pastores, los músicos y otros líderes; es lo que “hacen” todos los fieles, por medio de la obra del Espíritu en la adoración.  En una adoración viva, todos los fieles participan en las acciones, en las palabras y en el significado del acto de adoración.

Las promesas del pacto de Dios perduran “de una generación a la otra”.  Un acto de adoración que surge de una comunidad intencionalmente multigeneracional, en que se acoge a gente de toda edad como participantes plenos, y cuya participación resulta en un enriquecimiento mutuo, refleja el hecho de que la adoración derriba las barreras de edad.

Así que el día primero del mes séptimo, el sacerdote Esdras llevó la ley ante la asamblea, que estaba compuesta de hombres y mujeres y de todos los que podían comprender la lectura ....  Entonces Esdras bendijo al SEÑOR, el gran Dios.  Y todo el pueblo, levantando las manos, respondió:  "¡Amén y amén!"  Luego adoraron al SEÑOR, inclinándose hasta tocar el suelo con la frente.  Los levitas ... le explicaban le ley al pueblo, que no se movía de su sitio.  Ellos leían con claridad el libro de la ley de Dios y lo interpretaban de modo que se comprendiera su lectura. ... Así que todo el pueblo se fue a comer y beber y compartir su comida, felices de haber comprendido lo que se les había enseñado.  (Nehemías 8:2,6,7,8,12)

... los jóvenes y las jóvenes, los ancianos y los niños.  Alaben el nombre del SEÑOR, porque sólo su nombre es excelso; su esplendor está por encima de la tierra y de los cielos.  (Salmo 148:12-13)

Preguntas relacionadas
  • ¿Cómo entienden los fieles de nuestra comunidad la naturaleza de su participación en el culto?
  • ¿Cómo entienden los fieles de nuestra comunidad el propósito de su participación en el culto?
  • ¿Qué significa la participación, además del ejercicio del liderazgo laico en la adoración?
  • ¿Qué podríamos nosotros los congregantes hacer para prepararnos para participar tanto en el acto como lo hacen nuestros líderes y para estar tan acordes con el significado de la adoración como suponemos que lo están ellos?
  • ¿Cómo hacemos posible la participación plena, consciente y activa de todos los fieles en el culto?
  • ¿Cómo pueden nuestros cultos ser más multigeneracionales en cuanto al liderazgo laico?
  • ¿Cómo puede nuestros cultos ser más multigeneracionales en cuanto a participación?
  • ¿Cómo podemos fomentar más la comunidad multigeneracional?
  • ¿Qué barreras coloca nuestra cultura entre generaciones?  ¿Qué expectativas promueve en cuanto a la existencia de estas barreras?
  • ¿Qué barreras entre generaciones crean nuestras tradiciones o nuestra historia?  ¿Qué expectativas promueven en cuanto a la existencia de estas barreras?

3.  un profundo diálogo con las Sagradas Escrituras

La Biblia es la fuente de nuestro conocimiento de Dios y de la redención del mundo en Cristo.  El culto  debe otorgarle un sitio prominente a lecturas de las Escrituras y entablar un diálogo con los que adoran mediante la práctica intencional de la lectura y por medio del arte y de la música.  Debe presentar y retratar el ser, el carácter y las acciones de Dios en maneras que sean consistentes con las enseñanzas bíblicas.  Debe seguir los mandamientos bíblicos en cuanto a las prácticas de la adoración y debe hacer caso a advertencias bíblicas sobre el culto falso e impropio.  En particular, la adoración cristiana debe estar profundamente vinculada a sus raíces milenarias en la salmodia.

Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza:  instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón.  (Colosenses 3:16)

Preguntas relacionadas
  • ¿Qué tan prominentes son la lectura y la enseñanza bíblicas en nuestros cultos?
  • ¿Qué tan atractivas son la lectura y la enseñanza bíblicas en nuestros cultos?
  • ¿Qué usos del arte y de la música podrían ayudarnos a crear una relación entre los fieles y las Escrituras?
  • ¿Con cuánta profundidad y amplitud escogemos pasajes bíblicos para la lectura, el canto, la reflexión y la predicación?
  • otras preguntas

4.  la celebración gozosa y solemne del bautismo y de la Santa Cena, firmemente enfocada en la obra redentora de Jesucristo en toda la creación y profundamente consciente de cómo obra el Espíritu de Dios para nutrir y fortalecer la fe por medio de estos actos de celebración

Las sacramentos son signos físicos de la acción provisora de Dios en la creación por medio del Espíritu Santo.  En el bautismo Dios coloca la señal de su pacto en sus hijos, los adopta para integrarse a la iglesia, y los llama a una vida de morir y resucitar con Cristo.  En la Santa Cena, Dios alimenta física y espiritualmente a su pueblo.  Estas celebraciones no son tan sólo ceremonias sino dones de gracia y signos de la obra continuada de Dios.

¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús, en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte?  Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva.  En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección.  (Romanos 6:3-5)

Esa copa de bendición por la cual damos gracias, ¿no significa que entramos en comunión con el cuerpo de Cristo?  Hay un solo pan del cual todos participamos; por eso, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo.  (1 Corintios 10:16-17)

Preguntas relacionadas
  • ¿Con qué frecuencia celebramos los sacramentos?
  • Cuando celebramos los sacramentos, ¿qué prominencia tienen en nuestros cultos?
  • ¿Cómo podríamos hacer más para fomentar una conciencia sacramental hasta (o en particular) en cultos en que no se celebren los sacramentos:  en la predicación, en la oración, en los credos, en las profesiones de fe, y en otros aspectos de la adoración?
  • ¿Les atribuimos alguna significancia a la pila bautismal y a la mesa para la Cena durante los cultos en que no las empleamos?
  • ¿Cuánta agua empleamos en nuestra pila o fuente bautismal?  ¿Podríamos usar más?
  • ¿Qué resumen darían nuestros congregantes del significado teológico del bautismo y de la Santa Cena?
  • ¿Cómo podemos hacer que los fieles estén más conscientes de su propio bautismo y del significado personal que tiene para ellos?
  • ¿Cómo podríamos hacer que nuestra celebración de la Santa Cena sea más comunitaria?
  • ¿Cuáles han sido algunas de las celebraciones más significativas de los sacramentos en su propia experiencia?
  • otras preguntas

5.  un acercamento equilibrado a la cultura

La adoración debe establecer un equilibrio sano entre cuatro acercamientos o dimensiones en cuanto al contexto cultural:  nuestro culto es transcultural (hay elementos de la adoración que se sitúan más allá de la cultura), contextual (la adoración refleja la cultura en que se ofrece), intercultural (el culto  supera las barreras culturales por medio de la adoración) y contracultural (se resiste a las idolatrías del contexto cultural).

No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente.  Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.  (Romanos 12:2)

Ustedes son la sal de la tierra.  Pero si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor?  Ya no sirve para nada, sino para que la gente la deseche y la pisotee.  (Mateo 5:13)

Y entonaban este nuevo cántico:  "Digno eres de recibir el rollo escrito y de romper sus sellos, porque fuiste sacrificado, y con tu sangre compraste para Dios gente de toda raza, lengua, pueblo y nación." (Apocalipsis 5:9)

Preguntas relacionadas
  • ¿Qué aspectos de nuestra adoración son transculturales?
  • ¿Qué aspectos de nuestra adoración son intraculturales (contextuales)?
  • ¿Qué aspectos de nuestra adoración son interculturales?
  • ¿Qué aspectos de nuestra adoración son contraculturales?
  • ¿Cuál de estos cuatro acercamientos es más natural para nuestra comunidad de fe?
  • ¿Cuál es menos natural?
  • otras preguntas

6.  una creatividad disciplinada en las artes

La adoración se enriquece mediante la creatividad artística vista en muchos géneros y medios, no como un fin en sí ni como inspiración individual sin significado fijo, sino disciplinada en todas sus manifestaciones por la naturaleza de la adoración como actividad profética y sacerdotal.

Moisés les dijo a los israelitas:  "Tomen en cuenta que el SEÑOR ha escogido expresamente a Bezalel, hijo de Uri y nieto de Jur, de la tribu de Judá, y lo ha llenado del Espíritu de Dios, de sabiduría, inteligencia y capacidad creativa para hacer trabajos artísticos en oro, plata y bronce, para cortar y engastar piedras preciosas, para hacer tallados en madera y artesanías.  Dios les ha dado a él y a Aholiab hijo de Ajisamac, de la tribu de Dan, la habilidad de enseñar a otros.  Los ha llenado de gran sabiduría para realizar toda clase de artesanías, diseños y recamados en lana púrpura, carmesí y escarlata, y lino.  Son expertos tejedores y hábiles artesanos en toda clase de labores y diseños."  (Exodo 35:30-15)

Preguntas relacionadas
  • ¿Cómo incorporamos las artes en el culto?
  • ¿Cómo encontramos el punto medio entre no descuidar de los aspectos visuales de la adoración y no idolatrarlos tampoco?
  • ¿Cómo podemos incorporar mejor a los artistas a nuestra comunidad y cultivar dones artísticos dentro de la comunidad de fe?
  • otras preguntas

7.  la colaboración con el ministerio congregacional

La adoración congregacional fomenta el enriquecimiento mutuo entre toda la gama de los ministerios de la congregación, incluyendo la atención pastoral, la educación, la formación espiritual y el testimonio.

De hecho, aunque el cuerpo es uno solo, tiene muchos miembros, y todos los miembros, no obstante ser muchos, forman un solo cuerpo.  Así sucede con Cristo.  (1 Corintios 12:12)

Preguntas relacionadas
  • ¿Cuáles son algunas de las maneras en que integramos nuestra adoración a la gama entera de ministerios congregacionales y a la vida en comunidad?
  • ¿Cómo podemos integrar mejor la adoración a nuestros ministerios de evangelización, de comunión, de educación, de atención pastoral y otros más?
  • otras preguntas

8.  la hospitalidad

Un rasgo central de la adoración es que derriba las barreras para acoger a todos los que vienen a adorar, incluyendo a personas con discapacidades, a las de otras culturas, tanto los que buscan como los creyentes de toda la vida, y a otros.

Ayuden a los hermanos necesitados.  Practiquen la hospitalidad.  (Romanos 12:13)

Preguntas relacionadas
  • ¿Cómo expresa el culto que actualmente tenemos la hospitalidad a todos los congregantes?
  • ¿Cómo expresa nuestro culto actual la hospitalidad a aquellos que tienen necesidades especiales?
  • ¿Cómo se les expresa la hospitalidad a las visitas en nuestro culto actual?
  • otras preguntas

9.  la integración intencional entre la adoración y la vida entera; se nos llama a vivir nuestra adoración

La adoración fomenta conexiones naturales y dinámicas entre el acto de adoración y la vida, de tal manera que la vida de adoración de las congregaciones cristianas reflejan y forman vidas de obediencia agradecida; la adoración está profundamente comprometida para con las necesidades de nuestro mundo, incluyendo áreas tan específicas como la justicia restauradora, el cuidado de la tierra y muchas áreas más.

Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios.  (Romanos 12:1)

Preguntas relacionadas
  • ¿Cómo expresa nuestra adoración hoy en día las conexiones entre el culto y otras áreas de la vida?
  • ¿Fomenta nuestro culto un sentido de que nuestra fe comunitaria es relevante principalmente en la adoración por sí sola, o fomenta un sentido de que la adoración es un aspecto entre varios (aunque un aspecto muy importante) de nuestro servicio a Dios?
  • otras preguntas

10.  la planificación y la evaluación colaborativas

La adoración incluye un proceso colaborativo para la planificación y la evaluación de los cultos en el contexto de un acercamiento adaptivo al liderazgo congregacional en general.

Tengan cuidado de sí mismos y de todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha puesto como obispos para pastorear la iglesia de Dios, que él adquirió con su propia sangre.  (Hechos 20:28)

Preguntas relacionadas
  • ¿Hasta qué punto es nuestra planificación actual del culto un proceso colaborativo?
  • ¿Hasta qué punto es nuestra planificación actual del culto un proceso evaluativo?
  • ¿Cómo lograríamos que nuestra planificación del culto sea más colaborativa?
  • ¿Cómo lograríamos que nuestra evaluación del culto sea más colaborativa?

 

    Comments