¡Le pidieron dirigir un culto!

Este material incluye lecciones útiles para todas las personas que dirigen cultos, independientemente de los diferentes estilos de adoración de cada iglesia. Dirigir la adoración es un gran privilegio. Al prepararnos para dirigir el culto tendremos la oportunidad de que los textos de las canciones, oraciones y lecturas bíblicas cobren pleno significado. Y al dirigir el culto, tendremos el privilegio de ver las caras del pueblo de Dios mientras éste ora y alababa a su Señor.

¡Le pidieron dirigir un culto! Por John Witvliet

Comments